martes, 8 de marzo de 2016

Abengoa: se firma el acuerdo para el rescate a cambio de un 10% para los Benjumea




Esta noticia se publicaba en "El Confidencial" esta tarde y después la han embargado.

Agustín Marco
Eduardo Segovia

Bancos y bonistas alcanzaron anoche el primer acuerdo vital para evitar la liquidación de la empresa andaluza, que ahora tendrá que ser refrendado por el resto de acreedores



Los principales bancos acreedores y los bonistas alcanzaron anoche un principio de acuerdo para rescatar a Abengoa. Los dos principales acreedores de la empresa de ingeniería firmaron el 'term sheet' o hoja de ruta que antes del 27 de marzo tendrá que ser refrendada por el 75% del total de las entidades financieras a los que la empresa andaluza debe cerca de 9.500 millones en pasivo corporativo.

Según distintas fuentes financieros, el conocido como G 7 –Santander, Caixabank, Sabadell, Bankia, Popular, Crédit Agricole y HSBC-, representada por KPMG, y los bonistas, con Houlihan Lokey como asesor, acordaron la inyección de capital de 1.700 millones, más la concesión de la avales por 800 millones, hasta llegar a un máximo de 2.500 millones, tal y como adelantó el pasado viernes El Confidencial. Pero además, decidieron, en el caso de que el plan de salvación sea refrendado por el resto de acreedores, el reparto del capital de la nueva Abengoa una vez aplicada la quita del 70% de la deuda.

Si no hay cambios, los bonistas, que son los que aportaron las nuevas líneas de liquidez, se quedarán con el 55% del capital, mientras que la banca tomará el 45%. Para los actuales accionistas, entre los que está la familia Benjumea, habrá un remanente del 5%, pero que llegará hasta el 10% en el caso de que se cumplan distintos hitos del plan financiero. De esta manera, los actuales dueños del grupo andaluz, que aún controlan cerca del 60% de los derechos políticos y el 30% de los económicos, mantendrán, si todo sale bien, el 6% de los derechos de voto y el 3% del capital final.

Este premio por objetivo es vital para los Benjumea y el resto de familias históricas, puesto que todos tienen deudas personales con la banca que están avaladas con las propias acciones de Abengoa. De no cumplir los retos marcados, corren el serio riesgo de ser ejecutados como ya les ocurrió parcialmente el pasado mes de diciembre. La renuncia definitiva del que fuera presidente de la multinacional la semana pasada estaba condicionada a esta cesión por parte de los acreedores.

Este 'term sheet' no quiere decir que Abengoa haya evitado ya el riesgo de quiebra, puesto que las cerca de 200 entidades financieras restantes tendrán que rubricar este principio de acuerdo en las próximas dos semanas. De no alcanzar el visto bueno del 75% de los prestamistas, la operación de rescate no saldrá adelante y la empresa sevillana entrará en concurso de acreedores.

La falta de tiempo dificulta llegar a tiempo para evitar el concurso, por lo que se pedirá una prórroga al juzgado de lo mercantil para materializar el acuerdoEl acuerdo conjunto no será fácil e incluso ya se da por hecho que habrá una petición al juzgado de lo mercantil que lleva el preconcurso instada a finales de noviembre para que conceda una prórroga de al menos quince días para evitar que la compañía sea presa de la liquidación si determinados comités de riesgo no han tenido tiempo material de aprobar  el plan de reestructuración.
Quita del 60% para los proveedores

Por si no fuera poco, el acuerdo también requiere del visto bueno de los proveedores, a los que Abengoa ha pedido también una quita muy significativa. Según una carta enviada a sus suminsitraodres, “el Plan de Viabilidad (“PV”) prevé ciertos esfuerzos máximos de tesorería para el Grupo durante los próximos cuatro años. Y resulta casi obvio afirmar que este periodo inicial es absolutamente crucial para consolidar las bases que permitan el sostenimiento a largo plazo de la actividad empresarial de Abengoa”

La misiva añade que, “así pues, y con la finalidad de tratar de acomodar durante ese periodo inicial la deuda del Grupo a las capacidades de tesorería (según los términos contemplados por el PV) se está solicitando a los proveedores un esfuerzo consistente en la novación de sus créditos mediante ciertas quitas y esperas, todo lo que en su conjunto propiciará la aceptación por parte de los acreedores financieros y las condiciones de posibilidad del indicado sostenimiento”.

La propuesta consiste en aceptar la condonación del 60% de la factura, aceptar el pago de un 30% antes del 30 de junio de 2016 y el restante 10%, justo un año después. “Les rogamos la consideren cabalmente”, les pide Abengoa, la cual agrega que “es plenamente consciente del esfuerzo que se les solicita, y por ello les muestra su agradecimiento anticipadamente”

Fuente:http://www.elconfidencial.com/empresas/2016-03-09/abengoa-se-firma-el-acuerdo-para-el-rescate-a-cambio-de-un-10-para-los-benjumea_1165535/

Entradas realcionadas

0 comentarios:

Publicar un comentario